Saltar al contenido

Canciones de Melendi

Canciones de Melendi
Un recuerdo de las frases de Melendi, de las frases de sus canciones y de lo que consigue transmitir.

Canciones de Melendi

“Detrás de una derrota siempre hay una esperanza, cuando te veo en pelotas mi corazón busca calma.” Sé lo que hicisteis

“Es que yo quiero ser feliz y volar como volaba Peter Pan hacia Nunca Jamás.” Quiero ser feliz

“Porque el tiempo todo lo cura. Porque un clavo saca otro clavo.” Un violinista en tu tejado

“Te tienes que aceptar, va a ser la única manera de avanzar.” De pequeño fue el coco

“Cada historia tiene su final, y he aprendido a no volver la vista atrás.” Una historia de dos

“Cierra los ojos, piensa en los demás, tú no sufres solo, quiérete algo más.” Cierra los ojos

“Somos la repercusión de nuestras acciones.” Somos

“Hoy voy a darle a mi pobre corazón un par de capas de alguna pintura que borre las humedades que le han dejao tus recuerdos.” Barbie de extraradio

“Qué difícil es echar de menos algo que nunca has tenido.” Colgado de la vecina

“Somos como corderitos persiguiendo religiones sin saber que la verdad se encuentra en nuestros corazones.” Somos

“Hoy no salgo de mi casa, lo de fuera ya no me interesa.” Aprendiz de caballero

“Unos no saben lo que dicen y otros no dicen lo que saben.” Somos

“Me cansé de echarte de menos durmiendo en la misma cama separados por el hielo.” Tocado y hundido

“No quiero volver a las ilusiones, son como espejismos que hacen que te vea como quiero yo, y la realidad no es así.” Por amarte tanto

“Vi a cuatro individuos en la tele peleando por el poder mientras en la calle un pueblo esclavizado buscaba en la basura para comer.” De repente desperté

Entrada Relacionada:   Frases para novios

“Te busco en cada amanecer y sólo encuentro pena, la que llevo por dentro y me habla de tu vida, la que te siente todavía aquí.” Como una vela

“No quiero nudos de garganta. No quiero bailar con la pena porque me da miedo pisarla.” Canción de amor caducada

“Cierra los ojos, piensa en los demás, tú no sufres solo, quiérete algo más.” Curiosa la cara de tu padre

“Se me han roto las bombillas de las luces que alumbraban mi camino.” Arriba Extremoduro

“No pienses que esta vida tiene que contar contigo.” Gangs of London

“Que no vale la pena luchar por cambiar ciertas cosas. No todas las orugas se pueden hacer mariposas.” De pequeño fue el coco

“No quiero a nadie a mi alrededor que le salpique esta puta mierda que algunos todavía llaman amor.” Como una vela

“Porque el amor, corazón, no se mide, el amor es un arte.” El amor es una arte

“Tengo prisa ya por verte, por tenerte entre mis brazos, porque cuando tú estás lejos no me late el corazón.” Quisiera yo saber

“Ella sólo quería ser la reina de mis besos, me hizo nombrar caballero de los traviesos, me hizo olvidar un segundo la realidad.” Un recuerdo que olvidar

“Desde mi ventana son más bonitas las noches, tú eres mi cenicienta y todas las estrellas son de colores.” Desde mi ventana

“Olvídate de todo lo que fui y quiéreme por lo que pueda llegar a ser en tu vida.” Con solo una sonrisa

“¿Sabes? Contigo sólo soy feliz. ¿Sabes? Tú me enseñaste a sonreír.” El tiempo que gasto

“Llegaste cuando más necesitaba, cuando la vida me ahogaba.” Carlota

“Hoy le pido a mis sueños que te quiten la ropa, que conviertan en besos todos mis intentos de morderte la boca.” Tu jardín con enanitos

Entrada Relacionada:   Palabras bonitas para mi novia

“Quisiera ir de la mano de este sentimiento que llevo tan dentro y me cuesta tanto tener callado cuando te encuentro.” Con la luna llena

“Que cosa tan rara y complicada que es la movida esta del amor, cuando lo tienes te sobra y cuando te falta ya no sale el sol.” Porque tú no eres un coche

“En la guerra como en el amor todo vale y siempre queda un perdedor. Normalmente pierde el que quiere más.” Barbie de extraradio

Yo tengo arrugas en el alma, tú piedras en el corazón. Miss sentimientos van en chandal y los tuyos visten de Dior.

Quiero que seas mi rosa y mi espina aunque me hagas daño.

Soy un Superman que busca tu cabina, el sujeto de quien no llora no mama, una puta con horario de oficina.

Y de quererte, pasé mis años olvidado en una jaula para ratones en la que tu eras el queso.

Venga ponme una cerveza y una doble ración de si tengo o no tengo razón.

Y no lo entiendo, fue tan efímero el caminar de tu dedo en mi espalda dibujando un corazón.

Quiero ser tu medicina, tus silencios y tus gritos, tu ladrón, tu policía, tu jardín con enanitos.

Tu astronauta, el primer hombre que pise tu luna; clavando una bandera de locura.

Mi primer beso fue algo contradictorio, es verdad hubo placer y un dolor de mil demonios.

Que me has cortado el aire y sin remedio, me va a costar sobrevivir.
Le pido al cielo que sepa comprender estos ataques de celos que me entran si yo no te vuelvo a ver.

hace tiempo que me fijo que besas tu crucifijo si algo hay malo en las noticias.

Entrada Relacionada:   Frases argentinas

Es verdad nunca me dio esperanzas pero tampoco me las quitó, quizás fue la puta de la duda la que me llevó al error.

Con la realidad te vas a dar de bruces, si piensas que un euro es mejor que un detalle.

Hoy le pido a la luna que te quite la ropa, que conviertan en besos todos mis intentos de morderte la boca.

Tú rechazaste ser la flor para mi vida, por solo un pétalo en la de ese tipo.

Hoy he soñado que todo es mentira, que en el mundo no existía desigualdad y que los niños no morían de SIDA; y que no existen primeros ni últimos por extranjeros.

Y puse tus recuerdos a remojo, y flotan porque el agua está salada; salada porque brotan de mis ojos lagrimas desordenadas.

Paso de quererte para engordar tu lista de enemigos.

Hoy no salgo de mi casa lo de afuera ya no me interesa, ella no me besaría ni aunque lo predigan mil profetas.

Hace tiempo que sospecho que acomodado en tu pecho yo alcanzaría la gloria, y que tienes un antojo en lo mas bajo de la espalda en el que pierdo la memoria.

Y aunque esta humilde balada nunca sirva para nada, yo hoy dormiré más tranquilo.

Quiero ser el vagabundo que pasea por el mundo de la mano de su dama.

Puede ser que de tanto quererme olvidara que soy mi enemigo.