Saltar al contenido

Martin Hache

Martin Hache
Martin Hache
Martín (Hache). Nos sitúa en el complejo mundo de la adolescencia y al mismo tiempo nos muestra el interior de los adultos (con sus amores, desamores, complejos, éxitos, fracasos) sin ningún tipo de artificio. Ellos (los adultos) tienen tantas incógnitas e inseguridades como aquellos a los que tratan de proteger y aconsejar. Martín Hache es una película tierna y dura a la vez, pero sobre todo valiente. Película dirigida por Adolfo Aristarain. Estrenada en 1997 y coproducida por Argentina y España. Está protagonizada por Federico Luppi, Juan Diego Botto, Eusebio Poncela y Cecilia Roth.

Martin Hache

“Hay que seguir siempre, aunque sea por curiosidad”.

“Me seducen las mentes, me seduce la inteligencia, me seduce un rostro y un cuerpo cuando veo que hay una mente que los mueve que vale la pena conocer, poseer, dominar, admirar. La mente, Hache, hago el amor a las mentes, ¡follemos mentes!”

“Hay gente que puede ser feliz con muy poco”.

“Eso de echar de menos, la nostalgia y demás es eso, es un bálsamo. No se echa de menos un país. Extrañas el barrio en todo caso, pero también lo extrañas si te alejas 10 cuadras. Quien se sienta patriota, quien crea que pertenece a un país es un tarado mental. La patria es un invento”.

“Qué tengo yo que ver con un tocumano o un salteño. Son tan ajenos a mí como un catalán o un portugués”. Las estadísticas. Números sin rostro. Uno se siente parte de muy poca gente”.

“Buscar razones para vivir es una buena razón para seguir viviendo, y si no las hay, hay que inventarlas”.

Entrada Relacionada:   Poemas cortos de amor

“El problema no importa; importa la solución”.

“Ahora soy más prudente y me niego a participar en la intimidad de los que quiero. Nadie tolera el testimonio de sus miserias ocultas”.

“Intento pensar que no lo quiero para que no me importe, para que no me duela”.

“Si encuentras algo que te gusta, un oficio, una profesión, y puedes vivir de ello, no sentirás que trabajas, te seguirán explotando, pero nadie podrá quitarte el placer de hacer lo que te gusta. Te pagarán por divertirte”.

“Alicia: Cuando estás mal tienes que darte tiempo, deja que pase el tiempo y te pondrás mejor. Eso es lo que dicen. Martín: Hay que aprovechar el tiempo, las cosas no vienen solas, mejorarás si haces algo para mejorar.”

“No dice nada del dolor, no dice que hay cosas que duelen tanto que es mil veces mejor morirse. Es como es él: No se mete a fondo en nada, no dice nada pero es simpático. No soporta el dolor y lo niega. Decide que no existe.”

“Siempre hay que seguir, aunque solo sea por curiosidad.”

“Buscar razones para vivir es una buena razón para seguir viviendo, y si no las hay, hay que inventárselas.”

“No soy ni un duro ni una mierda. Trato de no alimentar fantasías para evitar momentos desagradables.”

“El problema no importa; importa la solución.”

“¿Por qué me engancho siempre con los tipos más complicados? ¿Por qué no soy sensata y lo mando al carajo? Y me busco un chico de mi edad, sencillo, sin vueltas y que se muera de amor por mí.”

Entrada Relacionada:   Cartas de amor

“Ahora soy más prudente y me niego a ser parte de la intimidad de los que quiero. Nadie tolera al testigo de sus miserias ocultas.”

“Trato de pensar que no lo quiero para que no me importe, para que no me duela.”

“Deberías librarte de esa tendencia al pensamiento trágico que te domina. Es verano nene en verano no se hace nada y nunca pasa nada.”

“Tú eres tan amoral como yo, pero no ejerces.”

“Hay gente que puede ser feliz con muy poco.”

“- No importa el tiempo, al contrario, cuanto más tiempo pasa, más aumenta el rencor, nadie perdona que le digan la verdad, no solo José, nadie. Pueden perdonar un insulto, pero bueno, yo a Jose no le insulté.
– No le insultaste, menos mal.
– Yo no le insulté, le quité la máscara y le hice ver lo que yo veía, ni siquiera le llamé cerdo, se lo dijo él mismo, lo vio, se vio tal cual, es repugnante.
– La puta costumbre que tienes de irte de la boca.
– Yo no me voy de la boca, joder. Me paso la vida mintiendo y dejando que la gente me mienta cuando es gente que no jode a nadie, claro, pero hay tipos como tu amigo el productor que son tan repugnantes que me despiertan un instinto asesino.”

“Me seducen las mentes, me seduce la inteligencia, me seduce una cara y un cuerpo cuando veo que hay una mente que los mueve que vale la pena conocer, poseer, dominar, admirar.”